TORRES DEL PAINE, EL CIRCUITO W

Hoy recordamos el viaje a Torres del Paine, situado en el sur de Chile, en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, donde se encuentra este inmenso espacio natural, declarado Parque Nacional en 1959 y Reserva de la Biosfera en 1978. Con una superficie de mas de 200.000 hectáreas, este Parque Nacional es visitado anualmente por más de 150.000 personas. Yo tuve la suerte de visitarlo hace unos años de forma independiente, y te voy a dar algunos consejos interesantes.

CÓMO LLEGAR A TORRES DEL PAINE:

La ciudad más cercana es Puerto Natales, a 100km del Parque. Ocasionalmente hay vuelos desde Santiago, pero lo más habitual es llegar al aeropuerto de Punta Arenas,  y recorrer en bus los 247 kms  hasta Puerto Natales.

Por carretera  se puede llegar desde El Calafate o desde Ushuaía, atravesando la frontera entre Argentina y Chile. Yo llegué desde Ushuaia en bus en un largo viaje en el que atravesé el Estrecho de Magallanes en barco, una gran experiencia.

En barco se puede llegar de viaje a Torres del Paine desde Puerto Montt a Puerto Natales, en un trayecto de 3 días.

CUANDO IR DE VIAJE A TORRES DEL PAINE:

La mejor época es el final de la primavera (noviembre y diciembre), aunque se considera temporada alta desde octubre hasta abril.




QUÉ VER Y QUÉ HACER EN EL PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE:

Hay gran variedad de actividades dentro del parque, entre las que se puede destacar la navegación, el senderismo, la pesca deportiva y la escalada. De hecho esta zona es un paraíso para los escaladores.

Un gran número de senderistas y aficionados al trekking vienen  para hacer el popular CIRCUITO W, el que hice yo, y que sinceramente pienso que es una de las mejores rutas a pie que se pueden hacer en América.

Es una de las rutas de senderismo y treking más  completas dentro del parque, un sendero de 76 kilómetros que recorre algunos de los lugares más interesantes del Parque Nacional. Se  necesitan entre 3 y 5 días, estar en buena forma física y llevar un equipo adecuado para soportar las inclemencias climatológicas.

Desde 2016 es necesario reservar previamente los campamentos para pernoctar dentro del circuito W.

Yo comencé la ruta un lunes temprano, llegando en bus desde Puerto Natales en poco más de una hora. Dentro del Parque tomé un microbús que me llevó hasta Hostería las Torres, punto de inicio del circuito W. Este primer día caminé un tramo de 10 km en continuo ascenso en poco más de 3 horas hasta el Campamento Torres, donde instalé la tienda de campaña y descansé. Por la tarde, ya sin carga, subí desde el campamento hasta el mirador Base de las Torres por un sendero duro y pedregoso. El esfuerzo para llegar arriba merece la pena. Contemplar las Torres del Paine, con sus tres impresionantes picos verticales de granito de entre 2600 y 2850 metros de altura te dejan con la boca abierta.

Es habitual que la cima de las Torres esté cubierta de nubes, y hay que tener un poco de suerte, y a veces paciencia, para poder contemplarlas en todo su esplendor.

A los pies de las Torres del Paine hay un pequeño glaciar, y su deshielo deja más abajo un lago de aguas turquesas, justo donde está el mirador. Las vistas te dejan sin palabras.

Al día siguiente, martes, me desperté temprano y me puse en marcha a las 8:00, camino del Campamento Italiano. Tenía por delante 25 kilómetros de sendero por paisajes de película, con un primer tramo de descenso rápido. Después el camino es más llano, y las vistas al lado del Lago Nordenskjold son un espectáculo natural.

El tiempo es muy cambiante, y tan pronto hace sol, como viene un viento fuerte o se pone a llover como si nunca antes lo hubiera hecho, así que hay que estar bien preparado para estos cambios tan bruscos. Mis últimos 5 kilómetros se hicieron bastante duros por este motivo, y llegué empapado y agotado al Campamento Italiano por culpa del viento y la fuerte lluvia.

Esta segunda jornada de caminata la completé en 9 horas, con ratos de descanso incluidos en la ruta.

Al día siguiente, miércoles, me levanté temprano para ascender por el Valle Francés. Ascendí durante 3 horas, salvando un desnivel de 800 metros. Por el camino se pueden contemplar pequeños glaciares que producen un sonido atronador cuando hay desprendimientos.

Desde el mirador del Valle Francés se contempla un paisaje montañoso bestial, con   un enorme circo de gigantescas montañas. Los Cuernos del Paine quizás son los picos más espectaculares, pero la panorámica completa es  alucinante. Además, al fondo del valle se contemplan las aguas turquesas del Lago Nordenskjold.

El camino de regreso al Campamento Italiano me llevó 2 horas. Recogí el campamento y continué la ruta, esta vez hasta el Camping Pehoe, sumando 2 horas de agradable paseo, bordeando el pequeño Lago Skottsberg y de aguas oscuras.

En total, el miércoles caminé 23 kilómetros, llegando por fin a un lugar con agua corriente, donde pude darme una ducha en el Camping Pehoe (4.500 pesos la acampada).

El jueves por la mañana madrugué para completar el Circuito W hasta el glaciar Grey. Desde el camping Pehoe son 11 km. por una ruta que va bordeando el lago, y al final hay un mirador donde contemplar el imponente Glaciar Grey, que tiene 2 lenguas, una de 3 km y otra de 1 km. Un paisaje espectacular para poner la guinda a esta magnífica ruta a pie.

De regreso al camping Pehoe, recogí mi equipaje y subí al catamarán Hielos Patagónicos, que por 11.000 pesos me llevó navegando el lago Pehoe hasta Guardería Pudeto, desde donde tomé el bus de regreso a Puerto Natales para poner punto y final a esta aventura.

QUÉ FOTOGRAFIAR EN EL PARQUE NACIONAL TORRES DEL PAINE:

Hay muchas posibilidades fotográficas dentro del Parque. Es importante ir bien preparado y conocer de antemano que la climatología puede ser muy compleja, por lo que conviene llevar una mochila que aguante bien la lluvia.

Los puntos más interesantes donde hacer fotos en Torres del Paine son:

El mirador de las Torres: un paisaje espectacular en el que se recomienda llevar un objetivo gran angular y trípode. Los atardeceres, si sale el sol, pueden ser de película.

Lago Nordenskjold: sus increíbles aguas turquesas parecen más propias del mar  Caribe.

Cuernos del Paine: visibles desde varios puntos del Parque, tienen unas formas casi hipnóticas, y se pueden lograr imágenes espectaculares creando reflejos en el agua.

Fauna: es un lugar muy interesante para la observación de fauna, especialmente aves acuáticas, y también es muy probable contemplar al cóndor sobrevolar estos parajes. Es también habitual ver algún zorro patagónico.

ROPA Y EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADOS:

Es muy importante ir bien equipado contra el frío y la lluvia, ya que el tiempo es muy cambiante y por las noches el frío puede ser muy intenso, incluso con nevadas (depende de la época del año).

Botas de montaña, a ser posible que aguanten el agua, igual que los pantalones y el abrigo. Se puede llevar un corta vientos y ropa térmica. Al ser una ruta de varios días hay que llevar comida y algo que nos permita potabilizar agua, así como un hornillo para cocinar, y tienda de campaña para pasar la noche.

En cuanto al equipo fotográfico conviene no sobrecargarse y optar por algo cómodo: un cuerpo réflex y un objetivo versátil, como un 24-70mm o un 24-105mm. Si eres un gran aficionado a los animales es muy conveniente llevar un teleobjetivo.

El trípode puede ser de gran utilidad y se le puede sacar un gran partido en paisajes, especialmente al atardecer y anochecer.

ENLACES INTERESANTES:

Entradas y reservas: www.parquetorresdelpaine.cl

Guía de viajes recomendada: Chile y la isla de Pascua 6 (Guías de País Lonely Planet)

¡¡SUPERCONSEJO!! Si viajas a Torres del Paine, debido a su cercanía, te recomiendo visitar el Glaciar Perito Moreno, en Argentina




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *