CÓMO FOTOGRAFIAR LA SEMANA SANTA

Consejos para hacer fotos espectaculares en las procesiones de Semana Santa:

La Semana Santa es un buen momento para sacar la cámara y conseguir buenas fotos para tu archivo. Aunque no te guste especialmente esta fiesta, es uno de los mejores momentos del año para hacer fotografías muy interesantes. Tiene algunas dificultades, especialmente las procesiones nocturnas, y por eso te voy a dar algunos consejos y trucos que utilizo en las procesiones.

En primer lugar, es importante saber colocarse en un buen sitio, y llegar con el tiempo suficiente para prepararse y esperar a que lleguen los pasos. Es importante conocer bien el recorrido y elegir un buen lugar donde puedas conseguir buenos encuadres. Normalmente en el momento de fotografiar vas a estar rodeado de gente, y puede que lleguen a molestarte o a meterse en el plano, así que hay que agudizar el ingenio, por ejemplo levantar la cámara o agacharse, o hacer zoom para sacar del encuadre a las personas que tengas al lado. Tienes que saber adaptarte a las necesidades del momento y desarrollar tus habilidades creativas para conseguir encuadres atractivos.

También hay que atreverse a experimentar y a huir de las típicas fotos de siempre. Fíjate en los detalles y acércate con el zoom si tienes un teleobjetivo.

 

Las procesiones nocturnas dificultan mucho el trabajo del fotógrafo, porque hay poca luz, hay personas en movimiento, y si no pones los ajustes correctos las fotos van a salir movidas o desenfocadas. El camino más fácil seria utilizar el flash, pero es algo que no recomiendo. La luz del flash suele ser muy potente en un lugar oscuro, y rompe toda la atmósfera y el ambiente real de la escena.

En lugar de flash es recomendable usar objetivos muy luminosos, que no necesariamente tienen que ser caros. Uno de mis objetivos favoritos y que recomiendo a todo el mundo es el Canon 50mm 1.8, un objetivo fijo que vale poco más de 100€, con el que consigues una gran entrada de luz y unos desenfoques alucinantes.

Uno de los mejores trucos es elegir un lugar correctamente iluminado, bien sea por una farola o como hago en muchos casos, el escaparate de un comercio que ilumine una zona de la calle por donde pasa la procesión. Es uno de los trucos que mejor me han funcionado y con el que he conseguido fotografías muy chulas de la Semana Santa.




Los ajustes recomendados en modo manual para fotografiar procesiones son estos:

  • Velocidad de obturación 1/100 o superior. Por el día, lógicamente, habrá que hacer un disparo más rápido, pero en las escenas nocturnas no conviene bajar de estos valores si hay personas en movimiento, a no ser que queramos conseguir efectos creativos con el movimiento o la luz. Si vas a hacer fotos a objetos estáticos puedes ir a valores más lentos de obturación, y si tienes estabilizador de imagen con un gran angular puedes disparar a 1/25 aguantando bien el pulso.
  • Gran apertura de diafragma. Especialmente en procesiones nocturnas, cuando las cosas se complican. Además de aislar al sujeto y centrar la atención en la zona enfocada, también conseguimos que la cámara capte la máxima luz posible. Si tenemos un objetivo luminoso como el que comentamos antes, que puedes disparar a F1.8, conseguirás fotos muy luminosas en situaciones de poca luz.
  • ISO: las cámaras actuales se comportan muy bien con valores ISO altos. Hasta hace unos años no era recomendable pasar de ISO 800, pero hoy hay cámaras que van de maravilla a ISO 1600, 3200 o incluso valores mayores. Tienes que conocer bien tu cámara para saber donde esta su límite ISO, y donde empieza a generar ruido (puntitos o imperfecciones y falta de nitidez en la foto)
  • Evitar problemas de enfoque: muchas veces en las procesiones nocturnas el enfoque automático no funciona correctamente. Además, con grandes aperturas de diafragma hay que ser muy preciso en el enfoque. Cuando tengas este problema puedes cambiar a modo de enfoque manual, aunque requiere tener cierta práctica, pero si le pillas el truco vas a resolver el problema sin complicaciones.Otro truco que utilizo es tener enfocado un punto del encuadre y esperar a que el sujeto que quiero fotografiar se sitúe en ese lugar. Te pongo un ejemplo: si hay una linea pintada en el suelo de la calle por donde pasa la procesión, enfoco a ese punto, reencuadro la escena, y cuando el cofrade al que voy a fotografiar llega a ese punto, disparo. Es un truco que requiere cierta práctica, pero se consiguen buenos resultados.

Una opción que a mi personalmente no me gusta porque me resulta incómodo, es llevar un trípode o monopie. Si vas a estar en un lugar tranquilo donde apenas hay gente puede ser una alternativa interesante, pero normalmente vas a estar en zonas donde hay mucha gente, y si alguien toca el trípode las fotos van a salir trepidadas, por tanto es una opción válida, pero si vas a estar en un lugar tranquilo.

El último consejo es  disparar en RAW. Es algo que siempre recomiendo, y especialmente en fotografías que tienen mucho margen de mejora en postproducción o edición. Luego en el programa de edición que utilices puedes eliminar ruido o imperfecciones que disparando en JPG es mucho más complejo solucionar (muchas veces es imposible).

¡Y nada más! Sal y diviértete fotografiando. Yo creo que este es el mejor de todos los consejos: divertirse y practicar, e ir poco a poco mejorando y proponiendote retos que vayas superando. La fotografía de procesiones nocturnas es compleja, y si sabes solucionar los problemas que te surjan habrás dado un paso de gigante como fotógrafo.

Guía de objetivos luminosos para cámaras reflex a precios razonables:

Canon 50mm EF 50 mm, F/1.8 STM

Para Canon Yongnuo YN 50mm F / 1.8 AF / MF 

Para Nikon Yongnuo YN 50MM F1.8

Nikon AF-S 50mm F1.8 G

Si se te ocurre alguna idea o quieres compartir tus trucos y consejos puedes dejar un comentario 🙂




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *