FOTOGRAFIAR LAS TUERCES, EN LA MONTAÑA PALENTINA

El monumento natural de Las Tuerces es uno de esos lugares que parecen sacados de otro planeta, gracias a las enormes rocas que se han ido erosionando con el paso del tiempo, dando lugar a formas muy vistosas y fotogénicas. Además, las vistas desde la zona más alta son increibles, ideales para los amantes de la fotografía de paisaje.

CÓMO LLEGAR A LAS TUERCES:

Desde Palencia, dirección Santander por la A-67, hay que dejar el autovía en la salida 100, y en la primera rotonda tomar dirección Valoria de Aguilar, pueblo que hay que atravesar para llegar a Villaescusa de las Torres. Antes de llegar al pueblo, al pasar el puente sobre el río Pisuerga, hay un pequeño parking habilitado a la derecha donde es aconsejable dejar el coche e iniciar la ruta a pie.

El acceso caminando es relativamente sencillo, por un sendero correctamente señalizado que parte de un manantial que abastece al pueblo. Es aconsejable estar en buena condición física y llevar agua.

Vista de Villaescusa de las Torres durante el ascenso a Las Tuerces

CUANDO IR:

Cualquier época es buena para visitar Las Tuerces. Salvo en verano, el resto del año puede hacer bastante frío, y conviene ir bien preparado con ropa de abrigo e impermeable, y calzado de montaña, especialmente si hay agua, hielo o nieve, donde habría que extremar las precauciones.

En invierno y primavera las vistas pueden ser espectaculares gracias a la nieve acumulada hacia el norte, donde se puede contemplar gran parte de la Montaña Palentina.

QUÉ VER Y QUÉ HACER:

Desde Villaescusa de las Torres ya se puede apreciar la magnífica ubicación del paraje natural de Las Tuerces. El sendero de acceso se hace muy ameno por las fantásticas vistas, y se pueden ir haciendo paradas contemplando tanto el paisaje como la flora y fauna del lugar.

En poco más de 20 minutos se está en la zona más alta, desde donde se contempla el pueblo de Villaescusa en primer término, el valle del Pisuerga, Aguilar de Campoo a unos 5 kilómetros, y gran parte de la Montaña Palentina. Solo por estas vistas el ascenso ya merece la pena, pero el lugar guarda muchos atractivos, especialmente algunas formaciones rocosas de formas curiosas que tendrás que ir descubriendo mientras caminas por el entramado de senderos laberínticos que recorren la zona.

Hay algunos pasadizos y pequeñas cuevas donde cambia la vegetación, con helechos y otras especies que se esconden de la luz directa del sol.

Hay que destacar también el enorme cortado de piedra que cae sobre el río Pisuerga en la parte del oeste, una zona donde hay que tener cuidado, muy especialmente los días donde el viento sople con fuerza.

 

ROPA Y EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADO:

Conviene llevar siempre ropa de abrigo e impermeable, muy especialmente entre octubre y abril, ya que es una zona bastante fría donde los inviernos son duros. Además es un paraje muy expuesto al viento y al frío, y apenas hay zonas donde protegerse en caso de lluvia.

El calzado de montaña también es recomendable, salvo en verano que no es imprescindible. El resto del año puede haber agua, hielo o nieve, y habría que extremar las precauciones por riesgo de caidas.

En cuanto al equipo fotográfico, sería suficiente un objetivo versátil como el 18-55mm o el 24-70mm. Si eres amante de la flora o los insectos, un objetivo macro sería de gran utilidad.

Si subes al atardecer es interesante llevar trípode para hacer paisaje, incluso es un lugar fantástico para hacer fotografía nocturna, pero habría que tener mucho cuidado en el camino de vuelta, y no olvidar una linterna, si es un frontal mucho mejor (para tener las manos libres).

ENLACES DE INTERÉS:

www.turismocastillayleon.com

www.terranostrum.es

www.siempredepaso.es




2 Replies to “FOTOGRAFIAR LAS TUERCES, EN LA MONTAÑA PALENTINA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *