MACHU PICCHU, LA CIUDAD PERDIDA

Machu Picchu, el sueño de todo viajero y fotógrafo. El yacimiento arqueológico se encuentra cercano al pueblo de Aguas Calientes, en la provincia de Urubamba, departamento de Cuzco, Perú. Su emplazamiento en un paraje espectacular formado por cerros verticales hacen que sea uno de los lugares del mundo más atractivos para el visitante. Desde 1983 se encuentra en la Lista de Lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

CÓMO LLEGAR A MACHU PICCHU:

La ciudad más importante cerca de Machu Picchu es Cuzco. Desde allí lo más habitual es tomar el tren hacia Aguas Calientes. Una vez allí se puede subir a la ciudadela en bus o a pie.

Si vas con el tiempo justo, puedes reservar una excursión desde Cuzco en un solo día desde aquí.

Mucha gente decide llegar a Machu Picchu caminando a través de alguna de las rutas a pie previamente organizadas. Las más populares son el Camino Inca, y la ruta Salkantay. Estas rutas hay que contratarlas con alguna de las agencias autorizadas para ello. Suelen ser caras, y en temporada alta es recomendable reservar con bastante tiempo de antelación. Duran varios días, así que es necesario viajar sin prisa. A continuación te dejo un enlace con precios para hacer las reservas:

Gran ruta de 4 días por el Camino Inca

Ruta de 2 días por el Camino Inca

Hay una tercera forma de llegar a Machu Picchu, la menos conocida y la más económica, y es la que yo hice hace ya unos años. Consiste en tomar un bus desde Cuzco a Santa María (6 horas, 20 soles), Este trayecto yo lo hice de noche. Llegué a Santa María sobre las 4:30 a.m. y desde allí tomé una combi dirección Santa Teresa (2 horas, 12 soles). Desde allí se puede llegar caminando hasta una estación hidroeléctrica, y desde allí seguir a pie hasta Aguascalientes siguiendo las vías del tren. Es una ruta larga y conviene llevar agua y algo de comida. Yo llegué cansado pero muy satisfecho 🙂

CUANDO IR:

Se aconseja evitar la época de lluvias, de noviembre a abril, pero en realidad, ¡cualquier momento es bueno para visitar Machu Picchu!




QUÉ VER Y QUÉ HACER EN MACHU PICCHU:

Para disfrutar al máximo es aconsejable acceder a las ruinas a primera hora de la mañana. Desde Aguascalientes se puede subir caminando por un sendero bastante duro en una hora aproximadamente, que es lo que yo hice. Es cansado pero muy gratificante llegar caminando a Machu Picchu. También se puede subir en bus. Hay dos turnos de visitas:

  • Turno mañana: de 6 am a 12 pm.
  • Turno tarde: de 12 pm a 5.30 pm.

Desde 2017 es necesario acceder con un guía autorizado, y solo se puede estar 4 horas en el recinto. El acceso al Huayna Picchu (que es la espectacular montaña que se ve en las típicas fotos de Machu Picchu) tiene un cupo limitado de 400 personas al día, y es aconsejable reservar con mucho tiempo de antelación.

Para viajeros fotógrafos, es importante saber que está prohibido entrar con trípodes y con drones.

Con la nueva normativa hay más restricciones y las visitas están muy controladas.

Una de las visitas obligadas es el ascenso al Huayna Picchu, con unas vistas inmejorables de la ciudadela inca. Conviene estar en buena forma física para subir, pues el sendero tiene algunos tramos bastante duros y no aptos para personas con vértigo.

La construcción que más llama la atención en el conjunto es el Templo del Sol, con el Torreón como protagonista indiscutible, ya que es el único muro curvo de todo el complejo.

A los pies de la “pirámide” de Intihuatana se encuentra la plaza Sagrada, y muy cerca la estructura denominada Templo Principal, una de las construcciones más impresionantes del recinto. En lo alto de la pirámide Intihuatana se encuentra la enigmática piedra Intihuatana, relacionada con fenómenos astronómicos.

Hay otras muchas construcciones interesantes en todo el complejo arqueológico, e incluso zonas de especial interés, como el área de las canteras, donde se pueden observar piedras a medio trabajar.

Una de las zonas que más me impactaron en la visita a Machu Picchu fue el de las terrazas para uso agrícola, con balcones que caen casi verticalmente al abismo. ¡Tuvo que ser un tremendo desafío construir estas terrazas!

Al margen de las imágenes más típicas de Machu Picchu que todos tenemos en mente, conviene llevar los ojos bien abiertos y fijarse en los detalles, como el perfecto trabajo de la piedra, textura incluida. O esos agujeros tan perfectamente trabajados que hay en algunas puertas… La perfección geométrica y de formas es un elemento dominante en todo el complejo arqueológico, y unido al espectacular emplazamiento y a la exuberante naturaleza el conjunto es una auténtica maravilla para el viajero.

ROPA Y EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADOS EN MACHU PICCHU:

El complejo arqueológico se encuentra en una zona de bosque húmedo, donde las lluvias son frecuentes y las temperaturas suaves. Conviene llevar ropa de lluvia y el equipo fotográfico bien protegido.

Se puede llevar una cámara con un objetivo versátil (24-70mm o similar). Está prohibido acceder con trípode, y tampoco se pueden llevar drones. Además no se puede acceder con mochilas voluminosas, ni con comida,  por lo tanto conviene simplificar al máximo y disfrutar de la visita sin demasiadas complicaciones.

ENLACES INTERESANTES:

Entradas y reservas: www.machupicchu.gob.pe

Guía recomendada: Perú 6 (Guías de País Lonely Planet)

 

OTROS LUGARES PARA FOTOGRAFIAR EN PERÚ:

Viajar el Salto Gocta

Sobrevolar las Líneas de Nazca




2 Replies to “MACHU PICCHU, LA CIUDAD PERDIDA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *