SOBREVOLAR LAS LINEAS DE NAZCA

Uno de los lugares más enigmáticos del planeta son las famosas Líneas de Nazca, en Perú. Descubiertas por Paul Kosok en 1939 mientras atravesaba el desierto en avión, desde entonces este lugar se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Perú. Se encuentran unos 20 kilómetros al norte de Nazca, y son una serie de figuras geométricas y zoomorfas excavadas en el desierto. Algunas figuras de animales alcanzan los 180 metros de longitud, y solo son visibles desde el aire, en vuelos que salen del aeródromo de Nazca.

CÓMO LLEGAR A NAZCA:

Nazca (o Nasca) se encuentra en una zona desértica al sur de Lima, a unas 8 horas en bus. Es una parada importante en la carretera Panamericana que recorre el país de norte a sur.

También es posible llegar en avión desde Lima o Ica.

Las mejores compañías de bus que tienen parada en Nazca son Ormeño, Cruz del Sur y Civa.

Desde Arequipa también hay buena conexión por bus con estas mismas compañías, y el trayecto es de 9 horas.

El impresionante Condor

CUANDO IR A NAZCA:

Al ser una zona desértica cualquier momento es bueno para visitar las líneas de Nazca. Si que es recomendable sobrevolar las líneas a primera hora del día, cuando el sol está bajo y las figuras son más visibles. Los vuelos suelen hacerse en pequeñas avionetas de entre 4 y 10 plazas.

En temporada baja es posible lograr precios más económicos, incluso regatear. Yo logré un asiento de copiloto y pagué menos que mis compañeros de vuelo que iban en los asientos traseros. Lo normal es pagar en torno 100€ con tasas incluidas.

Si no quieres tomar riesgos puedes reservar y comprar  por anticipado aquí: Vuelo sobre las Lineas de Nazca

QUÉ VER Y QUÉ HACER:

Las líneas de Nazca es el principal atractivo turístico de la zona. La mejor forma de verlas es realizando el vuelo en avioneta, que dura entre 20 minutos y una hora, dependiendo del servicio que contrates.

Si te da miedo volar, te puedes hacer una idea de lo que son las lineas de Nazca desde el mirador que hay al pie de la carretera Panamericana, a unos 20 kilómetros al norte de la ciudad, pero no es nada comparable a verlas desde el aire.

Mirador sobre las líneas de Nazca, al pie de la carretera

Yo hice el vuelo en el asiento del copiloto en una avioneta pequeña de 4 plazas. Era la primera vez que volaba en este tipo de aparato, y sinceramente pasé algo de miedo, ya que las corrientes de aire movían el aparato constantemente y la sensación era de vértigo. Pero en cuanto empecé a ver las primeras figuras el miedo se me olvidó por completo. Sentí una emoción inmensa, primero contemplando larguísimas lineas rectas, de varios kilómetros, y más adelante las figuras de animales perfectamente definidas: el mono, el colibrí, la araña… ¡el cóndor me dejó flipado!

Sin duda es una experiencia inolvidable y que merece la pena. Cuando bajé de la avioneta me temblaban las piernas, pero estaba alucinado, y me fui del lugar con un montón de preguntas difíciles de responder. ¿Quién construyó las líneas? ¿porqué? Hay muchas teorías al respecto, y se sabe que fueron civilizaciones antiguas, pero todo sigue siendo bastante misterioso.

Otras opciones para visitar en la zona son los acueductos de Cantalloc, muy cerca de la ciudad, y la zona arqueológica de Los Paredones. Puedes reservar una excursión a un precio muy asequible desde aquí: Tour arqueológico por Nazca.

ROPA Y EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADOS EN NAZCA:

Lo ideal es viajar con ropa cómoda. Hacer fotografías desde la avioneta no es fácil, ya que está en movimiento, a veces con temblores bruscos, con la emoción del momento en el cuerpo, y para colmo el cristal dela ventanilla puede que este menos limpio de lo que tu quisieras. Pero utilizando el truco de arrimar el objetivo lo más cerca posible del cristal, sin llegar a tocarle, y utilizando velocidades de obturación rápidas, se pueden lograr buenos resultados.

Lo ideal es llevar un teleobjetivo para sacar bien las figuras.




Nota: Las fotografías están fuertemente contrastadas de forma intencionada para que las figuras sean más visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *