VIAJE A CHERNÓBIL Y PRÍPIAT

Muchos viajeros se preguntan si es recomendable hacer un viaje a Chernóbil y Pripiat. Voy a contar mi experiencia reciente en mi visita a Ucrania.

Tras el accidente nuclear de 1986,  la central nuclear de Chernóbil y la cercana ciudad de Prípiat se abandonaron de forma precipitada. Se determinó un área de exclusión en el que nadie podía acceder, salvo el ejército y el personal destinado a limpieza y mantenimiento de las instalaciones.

En 2019 HBO estrenó una miniserie titulada Chernobyl, donde se narra de forma bastante precisa lo que ocurrió durante el desastre nuclear. El éxito cosechado por la serie impulsó a muchos espectadores a visitar la zona de exclusión, y ese mismo año algunas empresas de turismo comenzaron a organizar visitas guiadas a Chernóbil y Prípiat, donde se puede comprobar el estado actual de la zona de exclusión, un lugar abandonado con mucho atractivo para fotógrafos y videógrafos.

 

CÓMO LLEGAR A CHERNÓBIL Y PRÍPIAT:

Lo más sencillo es contratar una excursión organizada desde Kiev. En mi viaje a Chernóbil y Prípiat yo contraté esta con Civitatis, y ellos se encargan de pedir los permisos necesarios para acceder a la zona de exclusión, que está controlada por el ejército ucraniano.

La excursión con Civitatis vale 87€, y 20€ más si la visita es con un guía en español, que solo hacen los viernes.

Para llegar a Kiev hay vuelos muy baratos desde España con Ryanair y Ukraine Airlines. Además, Kiev es una ciudad muy interesante para visitar. Te dejo un enlace sobre cómo buscar vuelos baratos.

CUANDO IR A CHERNÓBYL Y PRÍPIAT:

Es recomendable evitar el duro invierno ucraniano. Yo visité la zona a principios de noviembre y las temperaturas rondaban los 0º. Primavera y otoño pueden ser las épocas más interesantes para hacer fotografías.

 

QUÉ VER Y QUÉ HACER EN CHERNOBYL Y PRÍPIAT:

Antes de ir recomiendo conocer un poco la historia. La exitosa serie Chernobyl, de HBO, narra fielmente lo que ocurrió durante el desastre nuclear de 1986, y las dramáticas consecuencias.

Durante la visita con Civitatis todo el recorrido está programado. Después de pasar el control militar, donde perdimos cerca de 1 hora, la primera visita fue al Radar Duga-3, una gigantesca antena soviética que estuvo activa desde 1976 hasta 1989. Hoy es una imponente estructura metálica en avanzado estado de deterioro.

 

Después, la visita continúa en la guardería de Kopachi, muy cerca del reactor 4 que explotó. La guardería es uno de los pocos edificios que quedaron en pie después del desastre nuclear, a modo de homenaje, ya que el resto de la población de Kopachi fue desmantelada por la alta contaminación radiactiva.

La guardería de Kopachi:

Es un lugar espeluznante, donde todavía se conservan los cuentos y juguetes de los niños, las cunas y las camas. La guardería está en avanzado estado de ruina, y algunos guías recomiendan no entrar. No por el peligro radiactivo, que es más intenso en el exterior, sino por los peligros de hundimiento o desprendimiento. Yo no pude evitar entrar, y la verdad que la sensación fue muy impactante, quizás lo más fuerte que viví en el viaje a Chernóbil y Prípiat.

Nuestro guía midiendo en Kopachi uno de los puntos con mayor radicación de toda la visita
El otoño daba un aspecto fantasmagórico a la entrada de la guardería de Kopachi
Juguetes y zapatos de niños en una de las habitaciones de la guardería
Una de las habitaciones de la guardería de Kopachi

Dejamos atrás la guardería de Kopachi y nos dirigimos a la puerta de acceso al reactor numero 4, atravesando en el minibus la zona de los otros reactores nucleares, y haciendo una breve parada desde la distancia hacia el reactor numero 4 y la enorme cúpula metálica que lo cubre.

 

CENTRAL NUCLEAR DE CHERNOBYL:

Delante del acceso a la central nuclear de Chernobyl hay un monumento conmemorativo a los que dieron su vida en el accidente nuclear y los días y semanas posteriores en las labores de limpieza del material radiactivo. Allí hay una parada, donde el guía da una breve charla. Es el punto más cercano al que se puede tener acceso en una excursión, y yo sinceramente me quedé muy sorprendido de estar tan cerca del lugar del accidente.

Monumento en el acceso al sarcófago de Chernóbil

 

Visita a la ciudad de Prípiat:

Tras visitar la puerta de Chernóbil nos dirijimos a la ciudad abandonada de Prípiat, para mi sin duda la parte más interesante a nivel fotográfico. Hay un control de acceso para el minibus, y luego la visita continúa a pie por las abandonadas calles y plazas de Prípiat.

¡La visita es espeluznante! Paramos en un supermercado, muy cerca de la enorme plaza mayor, hoy invadida por la naturaleza, donde está ubicado el centro cultural Energetik, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad que todavía conserva sus letras en la parte superior.

Fachada principal del centro cultural Energetik
Plaza Mayor de Prípiat, al fondo hotel Polissya
Supermercado de Prípiat

A la derecha está el hotel Polissya, que también conserva sus letras. El camino continúa atravesando calles con edificios muy deteriorados y saqueados, hasta llegar a uno de los puntos más esperados…

 

 Parque de Atracciones de Prípiat:

Hoy convertido en uno de los símbolos del desastre nuclear de Chernóbil, la visita al parque también resulta muy impactante. Es cierto que en algunos momentos hay un gran número de visitantes, y que la zona se está “masificando” después del éxito de la serie de HBO, pero en algunos momentos, si eres paciente, logras estar en algún rincón solitario, y capturar muy buenas fotografías del lugar. Los materiales están muy oxidados y deteriorados, apenas se adivina el color en algunas atracciones. La noria está en muy mal estado, y algunos elementos metálicos están a punto de desprenderse, por lo que es recomendable extremar la precaución.

 

 

El campo de fútbol de Prípiat:

Para finalizar la visita, terminamos en el campo de futbol, donde el FC Stroitel Pripyat, el equipo de la central de Chernóbyl, debería haber jugado sus partidos a partir del día 1 de mayo de 1986. Lamentablemente el estadio Avanhard no llegó a inaugurarse, ya que el accidente ocurrió el 26 de abril de 1986. El terreno de juego sirvió como helipuerto durante los días posteriores a la catástrofe nuclear.

 

 

ROPA Y EQUIPO FOTOGRÁFICO RECOMENDADOS:

Piensa que el calzado que vas a llevar va a estar en contacto permamente con elementos radiactivos del suelo, y es recomendable después de la visita deshacerse de él. Algunas personas desechan toda la ropa que llevan a la visita como precaución.

Dependiendo la época del año, es recomendable llevar ropa de abrigo. Durante la visita que realicé el 2 de noviembre la temperatura rondaba los 0º, pero la sensación térmica era menor debido al viento.

Recomiendo llevar un equipo fotográfico reducido y versátil. Se hacen 6 ó 7 paradas durante la visita, y tienes poco tiempo para perderlo en cambiar objetivos o montar el trípode. Yo llevaba la pequeña Fujifilm XT2 con un objetivo 18-55 y además pude grabar algún video en 4k.

 

Uno de los aspectos que más llamaron mi atención, aparte del evidente saqueo al que ha sido sometida esta ciudad a pesar de estar restringido el acceso, es la cantidad de graffittis artísticos que hay en sus ruinosos edificios. Dejo aquí algunos ejemplos:

 

Si estás pensando hacer un viaje a Chernóbil y Prípiat, recuerda que si quieres contratar la visita con Civitatis, nos ayudarás a mantener la web 😉 ¡Muchas gracias!




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *